El canal de la Sierra de Gata

Quién hace la Gatina

Podría hablar de mi experiencia profesional, de los puestos de trabajo que he ostentado, de las marcas con las que he trabajado, de los diferentes medios en los que se han publicado mis trabajos, etc. Pero eso no te definiría quien soy o por qué hago lo que hago.

Fotografia de Facundo Pechervsky – http://www.fotobranding.com

Me he dedicado a la profesión audiovisual durante muchos años. Años de aprendizaje, de experimentación, de dudas y decisiones, de éxitos, fracasos, cambios, encuentros y desencuentros. Durante todos estos años he vivido sensaciones contradictorias respecto a mi labor profesional. Desde el primer momento que toqué una cámara de video con mis manos, sentí una atracción indescriptible ante la potencia de una herramienta capaz de capturar sentimientos, sensaciones y momentos imposibles de repetir, para ser compartidos con otras mentes, otros corazones a través de la comunicación, contagiando la energía de aquello que se transmite y abriendo una fantástica puerta a la conexión, el aprendizaje, la creatividad y la sinergia. Sin embargo fue la comprensión de éste hecho la que abrió las cortinas de mi ignorancia dejando a la vista algo que tardé muchos años en poder definir, algo que chocaba entre lo que sentía que podía ser con lo que veía que era; el uso indiscriminado que se le daba a esta herramienta para vender ideas manipuladas a través de la de los sentimientos y las sensaciones, generando en nosotros una imagen confusa de realidad malinterpretada y dirigida hacia unos intereses que no reparan en las consecuencias. Por ésta razón abandoné la profesión y comencé un viaje que me diera las respuestas que no encontraba en una cotidianidad carente de sentido para mi.

Tras unos años retirado de la comunicación resurgió en mi la necesidad de volver a comunicar, pues el viaje me llenó de experiencias enriquecedoras, de encuentros magicos que me demostraron que cuando creemos en nosotros mismos y hacemos aquello que sentimos, todo es posible y el camino se vuelve apasionante.

Mi periplo en la comunicación consciente y responsable comenzó con Historias con Alma, un blog audiovisual en el que compartir encuentros con aquellas personas que escogen conscientemente sus caminos. También escribí un libro sobre las experiencias del camino que titulé “Déjalo todo y síguete” y un libreto de poesía donde plasmé “sentimientos de papel y tinta”. Poco después la Artesanosofía surgió y con ésta la comprensión definitiva del uso que realmente podía darle a la gran herramienta de la comunicación; mostrar sin juzgar, compartir reflexiones para invitar a buscar en nuestro interior, mirar sin miedo para ver aquello que parece difuso ante la mirada ajena, buscar la motivación de nuevos caminos a través de la mirada múltiple, aprender de la experiencia de quienes han comenzado su camino y contagiar la ilusión de crear creyendo en nosotros mismos.

El viaje continuó y los encuentros se multiplicaron, hasta que llegamos a un lugar maravilloso donde la naturaleza nos invitó a establecernos para llenarnos de su energía y de la sabiduría que brotaba por doquier. Ese lugar es la Sierra de Gata en Cáceres, lugar que ha inspirado la creación de éste canal y sus contenidos.

Ahora más que nunca soy consciente de la responsabilidad que tenemos las personas que nos dedicamos a la comunicación, pues somos quienes ponemos en imágenes el mundo que otras personas miran con curiosidad. Tenemos en nuestro poder una herramienta que puede ayudarnos a crecer y enriquecernos o empujarnos a desconfiar y enfrentarnos.

Ya no busco culpables a los que señalar por las situaciones que vivimos, no sirve de nada acusar a alguien del lodo que se encuentra bajo nuestros pies, ya que de una forma u otra hemos sido quienes han caminado hasta el barro, engañados o no dimos los pasos por voluntad propia. Ahora se que mi cometido es mostrar la otra cara de la moneda, la visión positiva y enriquecedora que busca el encuentro y el aprendizaje, demostrando que si queremos, podemos cambiar el mundo, si decidimos mirarlo con cariño en vez de con rencor, si decidimos mirarlo con respeto y humildad en vez de con arrogancia y vanidad.

– Bomonk –

6 comentarios

  1. Un saludo y mucha suerte.

    15 mayo, 2013 en 11:35

  2. Susana

    Enhorabuena por esa trayectoria y mucha suerte

    19 mayo, 2013 en 16:44

  3. Ana

    Enhorabuena!
    Gran calidad, muy humano y muy útil!
    Muchos éxitos!
    Un beso enorme!
    Ana

    20 mayo, 2013 en 11:07

  4. Mauricio Carazo

    Un abrazo fuerte….. gracias por enseñarme tanto….

    Mauricio

    15 junio, 2013 en 8:04

  5. Muy bonito…… sigue y cuenta las vivencias en Sierra de Gata.

    18 marzo, 2014 en 13:42

  6. Benvindu a esti pequenu ricón nu que habitan oitras almas inquietas que se falan.
    Sigui crecendu i asina mus podrás ensinal a mirarmus a nos mesmus desdi dentru, pa que aprendamus a nun cegarmus cua lú de fora.
    I mentras tantu felí viaji.
    Cu afectu.
    Tonho.

    19 abril, 2014 en 9:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s