El canal de la Sierra de Gata

Entradas etiquetadas como “Acebo

Vídeo resumen del festival Reverdeceremus

Fueron dos días de celebración, de encuentro, música y descanso para quienes asistieron a este festival reverdecedor. Todo ello gracias a las personas que se involucraron y trabajaron para hacerlo posible.


Reflexión sobre los sucesos del incendio en Sierra de Gata

PLATAFORMA POPULAR DE AFECTADOS POR EL INCENDIO DE SIERRA DE GATA
(editado)

Éste manifiesto no ha sido realizado por ninguna plataforma legalmente constituida. Desde la Gatina ignoramos quienes fueron sus autores y pedimos disculpas por su prematura publicación.

El día 6 de agosto hacia las 11:30 am se produjo un incendio al lado de la carretera, en una pinada a 200 metros de las piscinas naturales de Acebo, en el corazón de la Sierra de Gata (Cáceres-España). Aunque se está presuponiendo que fue provocado no suele suceder que un incendio intencionado se produzca al lado de una carretera epicentro turístico de las piscinas del pueblo. Mas bien parece el descuido de algún transeúnte con una colilla. Según testigos presenciales vinieron dos retenes de bomberos y en dos horas se apagó el fuego. Un retén se fue y el otro al parece ser se quedó sin agua y no fue a repostar. Hacia las 15 horas el fuego se había reproducido de nuevo, pero no había nadie allí para controlarlo. Ese tiempo fue crucial para que el fuego se extendiera de nuevo y ya fuera imposible pararlo. Llegaron los bomberos, los helicópteros…primero tres, luego cinco…a las 19 horas llegaros tres hidroaviones…pero ya era todo inútil.

El fuego subió montaña arriba arrasando todo lo que pillaba, cruzó el río y siguió su camino imparable llegando hasta Salamanca. La guardia civil dio orden de evacuar el pueblo de Acebo en la noche. Hubo gente que se opuso y a más de uno le pusieron 1000 € de multa por negarse a abandonar su pueblo.

En el río había un antiguo alojamiento rural, ahora casa privada con gran peligro y la guardia civil invitó repetidamente a sus inquilinos a desalojar. Mujeres y niñas fueron evacuadas. Pero los tres hombres de la villa se negaron a irse; incluso con las llamas a menos de 200 metros y bajo fuerte coacción verbal, los valerosos inquilinos del MOLINO desobedecieron y la guardia Civil tuvo finalmente que irse asustada “sin el deber cumplido”. Gracias a esas personas civiles y al retén de bomberos forestales de Hoyos, que llegaron con un camión y allí se plantaron, pudo ser salvado ese emblemático lugar, pionero en Extremadura del turismo rural ecológico. Cuando el fuego empezó a quemar el tejado de una de las casas del MOLINO y los bomberos se subieron a apagarlo otros les decían: “Tener cuidado que como os vea el Coordinador todavía os expedienta”. Porque los bomberos forestales no pueden apagar fuegos de casas. Esa cuadrilla valerosa, que ya habían cumplido hacía más de 4 horas su turno siguieron durante horas luchando contra las llamas, gracias al agua que los del MOLINO tenían en un depósito y que canalizaron al camión de bomberos. Esos héroes anónimos no recibirán una medalla ni un plus por su trabajo de horas extras. En todo caso una bronca por no acatar el protocolo y no haberse ido a casa a descansar. (más…)